Rifle de Cerrojo de calibre 6,5x68 - Armas de caza Gravex

Armas GRAVEX
Rifle Express Gravex
Armas Gravex Rifles Express
Armas GRAVEX
Vaya al Contenido

Rifle de Cerrojo de calibre 6,5x68

Expertos opinan
Santiago Escalante
Revistas Armas y Municiones nº212

GRAVEX - Gravex de cerrojo en calibre 6,5x68

Las armas de la firma española Gravex han estado presentes más de una vez en las páginas de Armas y Municiones y no por capricho de este editor ni por la sincera amistad que me une a Gabriel Romero de Abaroa, sino porque se lo merecen, por su calidad, buen hacer y exquisito diseño. Si bien mi acercamiento a los productos de esta empresa comenzó a través de sus modelos de express, que como nuestros lectores saben son mi gran pasión, el modelo que traigo a estas páginas es un rifle de cerrojo que nada más verlo me hizo sentir una sincera envidia por quien vaya a ser su futuro propietario; pero, dejémonos de preámbulos y vayamos al estudio del arma.
 
Veamos la culata
Está realizada en una magnífica madera de nogal seleccionada con el gran diseño que imprime la firma a esta parte del arma y, como detalle, tanto la puntera, la cantonera y el pistolete están rematados en ébano. Los segrinados han sido realizados a mano en pico de diamante con una densidad de veintiséis hilos por pulgada, lo que, dicho de otro modo, es uno de los más elegantes. La cantonera de ébano es un detalle de preciosismo, pues implica que debemos prestarle atención a dónde apoyamos el arma, pero qué duda cabe que es una exquisitez y más aún cuando no debemos amortiguar el retroceso, como es el caso de este 6,5 x 68. Pero, particularmente, tengo un express E.M. Reilly del .450 3 1/4 Nitro que tiene una cantonero de búfalo tratado como si fuera de ébano, es decir, al igual que el Gravex segrinado y volviendo al mismo tema es bellísimo, pero en un rifle de este calibre sí me hace sufrir el retroceso, claro está que cazando no me entero, mas sí en el campo de tiro. Antes de finalizar con este elemento constituyente del arma, quisiera hacer hincapié en el diseño de la culata, que recuerda a las Holland de mediados de los años ' 60, por su suave corrillera, pero sin la ligero cresta o Montecarlo. Llama la atención la longitud de la culata, pero en estos rifles hechos a medida lo único que presumo es que su propietario tiene largos brazos.
 
Sin desmedro de los demás cerrojos el Máuser 98 es fuera de serie, pues es uno de los pocos que mantiene control sobre el cartucho constantemente.
Sistemas y mecanismos
La acción es una Máuser modelo 98, perfectamente pulida y sobre lo que discurre el cerrojo con una gran suavidad. Como modernización se le ha provisto de un seguro tipo Winchester 70, que es una maravilla, pues simplifica y mejora el viejo Máuser. Como toda arma hecha a pedido, es menester destacar que la palanca de este último se hace "a la corta", es decir, con el largo, forma e inclinación que prefiera el cliente, con el objeto de que la carga y repetición del disparo se haga de la forma que le resulte más natural y rápida posible. Esto es muy importante, pues nos permitirá sacarle más "jugo" a nuestro rifle en los momentos en que lo necesitamos. El depósito tiene capacidad para cuatro cartuchos y es el estándar de Máuser, con la palanca de apertura de la tapa integrada en el guardamonte. En el sistema de disparo se ha sustituido el original de Máuser por uno más deportivo, regulable tanto en recorrido de desenganche como en el peso de lo suelta, con mecanismo de pelo.
 
Una mirada al cañón
Ha sido forjado en frío con un pulido interior al espejo. Tiene cuatro estrías en sentido dextrógiro completando una vuelta en 9,75" o 247,6 mm. No olvidemos que el cartucho 6,5x68 fue diseñado inicialmente para proyectiles ligeros de 92,4 grains (6 gramos) y que lo habitual en otros que han intentado competir como el .264 Winchester Mágnum, un gran cartucho que cayó en desuso con lo solido del 7 mm. Remington Mágnum.
 
Como es lógico su longitud es la necesaria para consumir el gran volumen de pólvora que encierra su vaina, que no es otra que la del 8x68S agolletada a 6,5 mm.
 
Sistema de puntería
Como en la mayoría de los Gravex, está constituido por un conjunto de alzas de librillo montadas sobre una base colocada a la distancia óptima para la vista del tirador. La primera es fija y está centrada entre los cincuenta y los cien metros. Las otras tres son abatibles y lo han sido a los doscientas, trescientas y cuatrocientos.
 
El punto de mira es del tipo torpedo; se trata de un conjunto consistente en un punto de mira abatible que, al levantarla, oculto al primero, quedando el menor oculto por el mayor; este último, fácil de restituir, está rematado con una bola de tres milímetros de marfil y tiene como fin último el de ser una ayuda para los tiros rápidos.
 
Realizamos la prueba
Lo munición idónea para este rifle, desde mi punto de vista, es la RWS de 8,2 g. (126,2 grains) KS, pues es con ella con lo que más oportunidades obtenemos tanto en rasante a larga distancia como indeflexión al viento. Esto último hago especial hincapié, pues un arma como esta ha sido diseñada para disparos a largas distancias y un proyectil ligero de 92,4 grains debido a su escosa masa perderá sus condiciones balísticas mucho antes que uno de 126,2 y por último el factor del viento será menos pernicioso durante el vuelo.
Asimismo permitió al usuario disparar sobre piezas de mayor tamaño.
 
En el cronógrafo obtuve velocidades muy parecidas con la munición RWS citada, que rondaban 956 mis (3.135 p/s). Con munición recargada para otro rifle con 120 grains Homady SP con 60 grains de H4831 obtuvimos una velocidad promedio de 910 m/s (2.984 p/s).
 
En cuanto a precisión, tanto con la RWS comercial o la recarga obtuvimos unos resultados excelentes. En esto también ayudó mucho el visor Khales variable que el rifle tenía instalado, pero a 100 metros con cualquiera de las dos municiones no nos salimos de un círculo de 23 mm. Pude apreciar en el arma una presión de cierre correcta, pero particularmente prefiero una con mayor resistencia.
 
Conclusión
Evidentemente, el arma no era paro mí pues su larga culata no me ayudó mucho, claro está que en la prueba que hicimos en un banco de tiro esto no influyó negativamente. También creo que de haber dispuesto de más tiempo para probar el arma hubiera recogido mejores resultados de precisión, pues como dije la munición recargada era paro otro rifle.
 
Por todo lo expuesto y para finalizar creo que lo fama de los Gravex la tienen bien ganada.

+ 34 696 074 237
info@armasgravex.es
(C) Copyright GRAVEX 2017
Regreso al contenido